domingo, 1 de noviembre de 2009

Duerme conmigo


Se alza en tu párpado el sol
junto a mi ventana,
me abraza tu alma desde el corazón
a través de tu erotismo en mi cama.

Saboreo tus yemas al acariciarte,
hacer arte al rozarnos la piel,
besarte sin hablar silencios de hiel
y navegar con mi mano para abrazarte.

Provocar una revolución entre tus piernas,
gritar con susurros la pasión de esta epopeya,
diluirnos en el oxígeno de nuestros cuerpos
y que el corazón hable con sexo.

Derramando besos sobre la curvas de tu pecho,
arde el puente de mis piernas sobre las tuyas,
erizándote desde tus pies hasta mis dedos,
empapándote del olor de nuestros cabellos.

Te bailaba pasodobles donde se perdía tu espalda,
unos sonetos labiales bañados en tus caderas,
dos piropos cantados en las orejas de tu alma,
probando con vicio la arteria de tu cremallera.

Perdemos el pudor entre tanta ropa,
cuatro piernas de proa a popa
y unas rimas de la risa en la boca del ocaso
firman el éxtasis de este abrazo.

3 comentarios:

  1. madre mia,excitante pero a la vez tan hermoso!
    parece hasta irreal.

    ResponderEliminar
  2. no,me alegro por mi misma.. que me he enamorado!

    ResponderEliminar
  3. qué bonito expresar lo del cuerpo con palabras!

    ResponderEliminar