lunes, 12 de diciembre de 2011

· Aprendizaje ·


·



La vida es un continuo aprendizaje. He aprendido que este aprendizaje es de muchos arquetipos, la interacción social, con el ambiente, el conocimiento; pero también de la vida.

Siempre le he dado una gran importancia al aprendizaje intelectual y sobre todo en formarme
de la mejor manera posible o eso se pretende. Pero últimamente valoro mucho más ese "aprendizaje" de la vida. He visto que no todo lo que es blanco es puro y claro , ni lo negro es dramático o surrealista, que(ser) lo bueno no es lo correcto y lo malo suele ser lo más sincero.

Una vez más me interiorizo conmigo mismo y la experiencia; y se me despliegan a mi alrededor todos mis defectos y errores con la sociedad y sus diferentes relaciones.
¿Cuál es la manera de actuar?, ¿no era esa manera la correcta o la norma universal que rodea ese comportamiento?, ¿qué?...¿cómo?

Todo este "royo" está relacionado con otro texto que escribí hace un año, pero no todo lo que quiero decir ahora es igual a aquello, ya que no todas las experiencias son iguales. Aún así, en esencia es lo mismo, las mismas maneras, la misma actitud, el mismo proceso y resultado. Una interpretación de indudable categoría, con su continua predisposicion a.

Lo mismo.


·

1 comentario:

  1. Joder, que no sé qué me ha dado con esa foto...


    Un saludito.

    ResponderEliminar