sábado, 14 de abril de 2012

· como el arte ·


·


Hacía mucho que no se me revolucionaba
un molino de pinceladas en tonos al mirar una
sonrisa, unas facciones de pura alegría, graciosas
muecas con gestos, brillos negros en cada saludo,
una ilusión por cada acción y hecho.

Es un ella precioso, una pequeña persona bonita,
por dentro y por fuera.



·

1 comentario:

  1. Eso es precioso, a veces potencialmente peligroso.

    Un abrazo (:

    ResponderEliminar