sábado, 4 de febrero de 2017

· Todavía eso ·



·


Esto ya no va de versos,
de ilusiones sentidas
o mimos para los sueños.

Esto va de mi interior,
de mi corazón y sus restos.

De tu recuerdo en una risa,
de mi sonrisa en tu cuerpo.

De mi carita de tonto al verte,
del verde de tus ojos que gritan.

Del camino de tu espalda a la mía,
del desayuno de tenerte.

Del estado y la agonía de saber
que ya no hay nada más.

Ni versos,
ni latidos,
ni rimas.




·

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada